lunes, 10 de noviembre de 2008

Carbayones

Los Carbayones son unos pasteles típicos de la ciudad Asturiana de Oviedo.
Fueron inventados por el maestro repostero el Sr Blas cuando fue por 1º vez a la feria de muestras de Gijón.
Son unos pasteles de almendra napados con yema y cubiertos con un glaseado de azúcar.
Su base es de hojaldre.
Se ha puesto el nombre de Carbayones a estos pasteles ,en honor a la gente de la ciudad de Oviedo,que es así como se les llama debido a un árbol que hay en dicha ciudad.
La elaboración no es muy difícil,solo que requiere algún que otro paso.
El ingrediente base de este pastel es la almendra.

Ingredientes:
Para la base: (Una plancha de hojaldre de confiteria,podemos ponerla congelada)
Para el relleno:
250 grs,de almendra marcona cruda
250 grs de azúcar.
2 huevos enteros
3 yemas de huevo.
Ralladura de limón.
Un chorrito de Mistela.

Para el 1º napado:
6 Cucharadas de agua
4 Cucharadas de azúcar
(con este agua y azúcar haremos un almíbar)
3 yemas de huevo.

Para la cobertura final:
Azúcar glass
1 clara de huevo o unas gotas de agua (opcional)

Para el calado:
Un chorro de Mistela
Un chorro de agua
Un poco de azúcar
Un palo de canela
(haremos un simple jarabe)

Elaboración:
Precalentamos el horno en estado moderado.
Tendremos disponibles unos moldes de barquitas o unos de magdalenas alargadas.Recomiendo los de barquitas metálicos,quedan mas vistosos los pasteles y con los de papel es mucho mas difícil trabajar este postre.
Estiramos la masa de hojaldre y forramos con ella cada molde.Una vez que tenemos todos los moldes forrados nos disponemos a preparar el relleno.
El relleno es muy fácil de preparar,solamente tenemos que mezclar los ingredientes con suavidad.
Una vez preparado el relleno lo repartimos entre los moldes y lo metemos en el horno hasta que veamos que esta doradito y que al pinchar no sale sucia la aguja.
Mientras están en el horno,nos disponemos a preparar el jarabe para el calado.
Una vez sacados del horno los calamos un poquito (les damos unas pinceladas) con el jarabe a cada Carbayon.
Nos ponemos a preparar la yema.Hacemos un almíbar,en un cazo ponemos las yemas y le vamos añadiendo poco a poco el almíbar sin dejar de batir,si tenemos unas barillas de madera,perfecto.Lo batiremos hasta que veamos que espesa.
Cuando este espeso,con un cuchillo vamos napando cada pastel.Cuando ya estén todos napados,nos dispondremos a preparar el glaseado.
El glaseado es realmente fácil,esta vez lo he preparado con unas gotas de agua.
Tenemos el azúcar glass en un cuenco y vamos jugando con el agua de gotita en gotita porque engaña mucho,hasta que veamos la consistencia deseada,yo lo dejo que sea gordito.
Napamos con el glaseado final sobre una rejilla y lo dejamos enfriar del todo,luego si deseamos los ponemos en los moldes de papel.
Como vereis es un pastel que requiere varios pasos,pero es muy entretenido de hacer.
Su sabor realmente es merecido al trabajo que lleva elaborarlo.
Espero que os guste esta receta.

fotos de mis platos