viernes, 11 de enero de 2008

Estos caramelos son muy fáciles de preparar,solo necesitan un poco de mimo y paciencia para después embolverlos y que queden bonitos.
Su sabor es muy suave,no son extremadamente dulces.
Ingredientes:
300 grs de azúcar
500 grs de nata liquida
Azúcar avainillada.
50 grs de manteca.
150 grs de miel de caña.
Elaboración:
Se mezclan todos los ingredientes y se ponen al fuego medio remobiendolo continuamente.
Tendremos a mano un vaso con agua fría,a los 25 minutos de estar cociendo la mezcla comenzaremos a poner unas gotitas del caramelo en el agua fría.Esto sera para saber el punto en el que esta el caramelo,cuando ya se esta haciendo ,veremos como el caramelo va directamente al fondo y se endurece al extremo de poder cogerlo nosotros sin ningún problema.
Cuanto mas dejemos cocer el caramelo,mas duros serán los caramelos después.
La cuestión es dar el punto que a cada persona le guste o masticables o duros como un caramelo normal.
El punto que yo les doy es duro,cuando veo que sobre el mármol se endurecen enseguida las gotitas que pongo,es en ese momento donde ya pongo el preparado en los moldes.
Los moldes que yo empleo son unas simple cubiteras cuadradas,hemos de untar las con un poco de aceite de girasol,solo unas simples pinceladas para que sea mas fácil desmoldar después los caramelos una vez que estén fríos.
Cuando están bien fríos ,si se quiere,procedemos a embolverlos en papel celofan y listos para ser disfrutados por los peques de la casa y los no tan peques.

1 comentario:

Evelys dijo...

Olvidé decir,que esta receta maravillosa,la obtuve de una amiga de un foro de cocina.
Creo que son los "CARAMELOS" por exclencia.jejejeje

fotos de mis platos